FRÍAS: pueblos medievales de España

19 febrero, 2018 at 18:08

 

frías

A unos 80 km al nordeste de Burgos (Castilla y León) y a orillas del río Ebro, se encuentra Frías, la ciudad más pequeña de España.

Declarada Bien de Interés Cultural en 2005, forma parte de la asociación Los Pueblos más Bonitos de España. Frías es uno de esos conjuntos con encanto en que parece que el tiempo se detuvo hace muchos siglos y perderse por sus calles es una auténtica delicia.

Situada sobre un peñasco, el cerro de La Muela, se encuentra muy cerca al río Ebro, enclave estratégico de paso desde la época romana y sobre todo en época medieval, que unía la costa cantábrica y la meseta, dando lugar a la notable prosperidad de Frías y de su conjunto monumental. En este cerro, destacan el castillo de los Velasco y la iglesia de San Vicente.

frías-vista-panoramica

 

Es una ciudad que mantiene su estructura medieval claramente defensiva, una muralla rodeo el cerro por su parte norte, mientras que en el sur se apiña el caserío que se adapta a la forma del peñasco sobre el que se asienta.

Sus calles se dibujan paralelas al borde de las laderas, rodeando el cerro, y en alguna ocasión las casas se dibujan colgadas ante la pendiente.

Su Conjunto Histórico lo forman declarados Monumentos: Su Castillo, Iglesias, el Convento de Santa María del Vadillo, Rollo de Justicia, Puente Medieval a orillas del río Ebro…un lugar con cultura e historia de altura.

Además de bello, Frías es un pueblo muy bueno por su gastronomía donde destacan sus típicas morcillas y guisos.

Morcilla-de-burgos

Otro de los grandes alicientes de realizar una visita a Frías es que su privilegiada situación geográfica es clave para poder hacer excursiones por dos maravillosas comarcar burgalesas como so La Bureba y Las Merindades. A sólo dos kilómetros al suroeste de Frías tenemos el precioso pueblecito de Tobera (en realidad es una pedanía de Frías) , conocido por las bellas cascadas del río Molinar que surcan sus calles.

frías-tobera-2

Origen e Historia

Frías aparece citada por primera vez en la segunda mitad del siglo IX. Sería uno de tantos pueblos surgidos en los primeros momentos de la ocupación del Alto Ebro. De aquellos años nos quedan los sepulcros rupestres de los alrededores de la parroquia de San Vicente, entonces cementerio.

El nombre del pueblo procede de “Aguas Fridas”, después reducido a la segunda parte de esta denominación.

Pasado el siglo IX, aparece por estas tierras el rey navarro Sancho III el Mayor, cuya base de actuación será Oña. Como consecuencia de la división del reino, esta parcela burgalesa quedará dentro de Navarra. Las luchas con Castilla obligarán a levantar castillos enriscados en los más importantes pasos: Santa Gadea del Cid (Término), se pone a punto Pancorbo y se levantan ex profeso los de Tedeja (en la Horadada, cerca de Trespaderne) y Petralata (en lo alto del Portillo de Busto). Frías pudo servir de defensa complementaria. Con la derrota de Atapuerca (año 1054) el pueblo pasa pertenecer al condado de Castilla que, desde entonces, tendrá la consideración de reino.

frías-derrota-atapuerca

Frías adquirió importancia partir de la concesión de su fuero por Alfonso VIII de Castilla en 1202. Como curiosidad Frías tiene el título de ciudad desde 1435, por disposición del rey Juan II.

El Castillo de Frías

El castillo de Frías, llamado de los Velascos o de los Duques de Frías, se alza en lo alto del cerro (Peñasco de la Muela) que domina la población, y el cercano río Ebro cruzado por su magnífico puente medieval fortificado.

frías-murallas

Ocupa el lugar donde existiría una pequeña fortificación defensiva de los siglos IX y X con papel de vigilancia frente a las tropas musulmanas del Emirato de Córdoba, aunque pronto el adversario será el Reino de Navarra.

Sin embargo, el conjunto actual es una construcción que es el resultado de la agregación de obras que van de los siglos XII al XVI.

La vista de la fortaleza desde las calles adyacentes de Frías, que aparentemente amenaza despeñarse sobre el pueblo, es de las más pintorescas y espectaculares que se pueden contemplar en España.

frías-castillo-vistas-2

De la primera construcción de tiempos de Alfonso VIII se conserva en el patio de armas el muro sur de la zona noble residencial, que se comunicaba con el exterior mediante tres ventanales ajimezados románicos. Cada uno de ellos consta de dos arcos de ligero perfil apuntado unidos por una columna mainel.

Los tres capiteles que coronan dichos parteluces nos merecen especial atención sus hermosos capiteles de tradición silense que muestran animales fantásticos finamente esculpidos, como parejas de grifos. Se trata de una obra de comienzos del siglo XIII y el taller que los esculpió parece el mismo de otras iglesias próximas de La Bureba como Soto de Bureba o Hermosilla.

frías-castillo-capitel

Las Casas Colgadas de Frías

Las casas, de toba y madera, han aprovechado el reducido espacio que le brinda “La Muela”, gran roca sobre la que se asienta la parte alta de la Ciudad, de tal manera que están construidas en los mismos extremos de la roca, pareciendo que forman parte del precipicio.

frías-casas-colgadas-4

 

Es el ejemplo de un urbanismo y una arquitectura que se adapta al escaso terreno con el que cuenta la parte alta de Frías, lo que obliga a desarrollar la casa tanto hacia arriba como hacia abajo, excavando en la roca de toba, superando el número habitual de dos plantas.

Si se accede por el lado sur a la ciudad tendremos unas magnificas vistas de estas casas colgadas.

frías-6-foto-de-alvaro

El Puente Medieval de Frías

Siendo los puentes medievales verdaderas maravillas ingenieriles y artísticas, suelen pasar bastante desapercibidos por el gran público, éste de Frías es in embargo uno de los más famosos y admirados.

frías-puente-4

Forma, junto al de Puente la Reina, Cangas de Onís, Balmaseda, Besalú y algunos pocos más, parte de ese grupo de puentes privilegiados que sí aparecen en las guías turísticas convencionales.

La base del puente y los tajamares son de época romana y por él cruzaba la calzada romana. Ya en tiempos medievales fueron necesarios importantes reconstrucciones.

frías-puente


LINARES DE LA SIERRA: ruta del jamón ibérico de Jabugo

29 junio, 2017 at 8:25

linares-de-la-sierra-3

La gastronomía de Huelva es simplemente única y el Jamón Ibérico de su Sierra, el Jamón de Jabugo, es un verdadero manjar.

La ruta del jamón ibérico de Jabugo comprende los 31 municipios integrados en la zona de elaboración y maduración de la DOP Jamón de Huelva en las comarcas de Sierra de Aracena y Picos de Aroche y de Cuencas Mineras. Gran parte del territorio es Parque Natural y Reserva Mundial de la Biosfera. En él se crían los cerdos ibéricos con los que se elaboran los reconocidos jamones de Jabugo.

Hoy te invitamos a conocer Linares de la Sierra, un pequeño pueblo de Huelva con apenas 340 habitantes, situado en pleno Parque Natural de Aracena y Picos de Aroche. Es el municipio perfecto para los amantes de la naturaleza y la tranquilidad gracias a su excelente ubicación.

Es uno de los municipios que mejor conserva la arquitectura típica serrana y por ello fue declarado Bien de Interés Cultural en la categoría de Conjunto Histórico, el día 8 de Marzo de 2005.

linares-de-la-sierra-fuente

Muestra de ello la tenemos en el empedrado artesanal que conservan sus calles y en los “Llanos” o “Cuadros”, dibujos realizados con guijarros a la entrada de las casas y que en origen servían para evitar las resbaladuras de las bestias y luego pasaron a tener un carácter identificativo de cada familia.

linares-de-la-sierra-llanos-2

También es representativa y resulta de gran belleza su antigua fuente y lavadero público situada en la plaza del pueblo.

Entre los elementos monumentales del municipio cabe destacar la Iglesia Parroquial de San Juan Bautista del siglo XVIII.

Otro lugar curioso para visitar es la plaza de toros del pueblo, un pintoresco coso que se abre como un ensanchamiento de las calles del municipio, con graderíos encalados apoyados en la base de la Iglesia Parroquial y su entorno.

linares-de-la-sierra-plaza-de-toros-2

Origen e Historia

Los orígenes de Linares de la Sierra se remontan a la época de los fenicios y romanos aunque no es hasta época musulmana cuando existió una población numerosa ligada a la minería y a las rutas comerciales. Actualmente, la presencia árabe se detecta aún en los sistemas de riego, en numerosos topónimos y en el trazado laberíntico de sus calles.

linares-de-la-sierra-Iglesia

Foto de El Pais

Se sabe que fueron los portugueses los que conquistaron a los árabes estas tierras.

En el siglo XIII pasó a pertenecer al Concejo de Sevilla. En 1.640 el Conde-Duque de Olivares, bajo la dependencia de Aracena, se hace el dueño de las mismas.

Obtiene el título de Villa en 1.754, otorgado por Fernando VI. En el s. XVIII, como en toda la comarca se produce una fuerte expansión que conlleva un incremento de la población y es en este momento, cuando se construye la iglesia parroquial de San Juan Bautista.

En el siglo XIX conoce su máximo esplendor económico y llega a tener más de 1.000 habitantes, gracias a sus exportaciones de frutas que son demandadas por su gran calidad. A partir de esta etapa empieza su decadencia debido a la emigración a las cercanas minas del Andévalo primero y, posteriormente, a la emigración masiva de los años 60. Actualmente, mantiene su población estabilizada en torno a los 340 habitantes.

Rutas y Senderos

linares-de-la-sierra-rutas

Linares de la Sierra te propone 9 rutas para perderte en el Valle Escondido… escondido en una exuberante naturaleza, entre castaños, encinas y alcornoques… entre ciervos en libertad y agua pura que nace en sus muchos manantiales… a pie, a bicicleta o a caballo…


ZAHARA DE LA SIERRA: ruta de los pueblos blancos de Andalucía

23 mayo, 2017 at 19:10

Zahara-de-la-sierra-4

Pensar en Andalucía es llenarse de los colores de las buganvillas y gitanillas, del blanco de sus paredes encaladas, del azul profundo de sus mares bajo el sol. Así, la conocida como Ruta de los Pueblos Blancos nos lleva a recoger un sinfín de imágenes populares salidas del corazón mismo de Andalucía.

Esta ruta es una de las más conocidas y cada año, miles de viajeros se dispersan por los caminos andaluces haciendo su recorrido. Es una red de caminos que nos llevan a unos 20 municipios de las provincias de Cádiz y Málaga. Pueblos y ciudades que comparten esas casas con fachadas de blanca cal tan características en gran parte de la comunidad andaluza.

Nuestro siguiente pueblo es Zahara de la Sierra, en el centro del Parque natural Sierra de Grazalema (Cádiz), concretamente en la falda de la Sierra del Jaral, entre los ríos Guadalete y Bocaleones.

Aunque son muchos los pueblos de la serranía gaditana que compiten en belleza, la estampa de Zahara de la Sierra impresiona de modo especial. No es de extrañar que en 1983 fuera declarada como Conjunto Histórico-Artístico.

Una de las características de Zahara de la Sierra, es que posee multitud de miradores, tanto desde lo alto del pueblo, para disfrutar del paisaje, como desde en frente del mismo para gozar de este tesoro de la época medieval. Justo antes de la entrada al pueblo, se ubica un mirador desde donde podréis tomar las fotografías de las mejores panorámicas del pueblo.

Zahara-de-la-sierra-mirador-2

Es un destino ideal para los practicantes de deportes de senderismo, escalada, espeleología, kayak, bicicleta, rutas a caballo…etc. Posee un impresionante embalse y sus senderos conducen a la Garganta Verde, un espectacular cañón de 40 metros de altura, y a la bellísima playa artificial que utiliza agua del propio río.

La conocida como “la playita” es una playa artificial situada en el Área Recreativa Arroyomolinos y es una zona de baño creada a partir del cauce del Rio Guadalete.

Zahara-de-la-sierra-playa

Origen e Historia

Hallazgos arqueológicos y otras antigüedades hablan de la presencia por estos pagos de pobladores prehistóricos y de viejos asentamientos romanos, que algunos relacionan con la mal conocida ciudad de Lastigi.

Zahara-de-la-sierra-historia

La consolidación de la villa en su actual enclave se produce en época musulmana, puede que en sus primeros tiempos, aunque no será hasta el siglo XIII cuando se documente ampliamente al citarse entre las fortalezas más codiciadas y combatidas de la frontera occidental del reino de Granada, dada su estratégica posición para controlar el paso por el valle del Guadalete y los accesos a las sierras de Grazalema y Ronda.

Un pueblo medieval

Además del típico entramado urbano andalusí, se conserva el castillo (s. XIII), la recuperada Torre del Homenaje y los restos de la villa medieval con tramos de murallas.

Zahara-de-la-sierra-calle-2

En concreto destacan los restos del Castillo y la torre del Homenaje que aún perviven desde la época medieval y que constituye sin duda alguna uno de los puntos panorámicos más espectaculares de toda la provincia de Cádiz. Comprobadlo vosotros mismos.

Zahara-de-la-sierra-castillo

En su coqueto casco urbano resaltan la Iglesia de Santa María de la Mesa, la Capilla de San Juan de Letrán, la Torre del Reloj y el Puente de los Palominos.

Durante la fiesta del Corpus Christi, declarada de Interés Turístico Nacional, no sólo se puede disfrutar de su cuidada ornamentación sino que también permite degustar su gastronomía autóctona, con platos como los quemones de cebolla, las sopas hervías y los borrachos azucarados. Recomendamos el popular restaurante Los Tadeos, un pequeño restaurante familiar y hotel.

Zahara-de-la-sierra-quemones


PULPO A LA GALLEGA: platos típicos con tradición

5 abril, 2017 at 19:35

pulpo-a-la-gallega-2

El pulpo a feira -o pulpo a la gallega- es un plato tradicional de Galicia y básico en su gastronomía, aunque su consumo se ha generalizado por toda España.

Se trata de un plato elaborado con pulpo cocido que principalmente está presente en las ferias de Galicia, de donde procede su nombre. Es una de las elaboraciones más universales de la gastronomía gallega, pero también de la cocina española.

El plato originario y tradicional, el auténtico pulpo a feira, consta solo de pulpo cocido, sal gorda, pimentón y aceite de oliva. Luego hay otra variante más moderna, denominada más comúnmente como “pulpo a la gallega”, que introduce la patata cocida como acompañamiento.

pulpo-a-la-gallega-patata

Origen e Historia

Los griegos consideraban el pulpo como un manjar, siendo junto a los salmones y las lampreas el plato elegido para las ocasiones especiales, como dejaron plasmado en numerosos mosaicos de la época que han llegado hasta nuestros días.

Los griegos comían el pulpo cocido acompañado de perejil y una salsa de naranja por encima. No sería hasta la época de los maragatos, cuando se crearía la receta tal y como la conocemos hoy en día.

pulpo-a-la-gallega-historia

Los maragatos empezaron a comer el pulpo seco que los gallegos no utilizaban para la realización de sus recetas, hidratándolo con aceite de oliva y el pimentón con el que comercializaban cada día. Tras observar el éxito del nuevo plato, los gallegos lo incorporaron a su variedad gastronómica de las fiestas regionales.

La zona donde hay más pulperías y donde se dice que se prepara mejor el pulpo a feira es una aldea do Carballiño llamada Arcos. Esto se debe a la proximidad del monasterio de Oseira, cuyo dominio se extendía antiguamente hasta Marín. Dado que pescadores de esta villa pagaban los diezmos al monasterio con pulpos, los monjes, a su vez, pagaban  a los campesinos do Carballiño con este cefalópodo.

Monasterio-de-Oseira-arco

EL SECADO

Mucho antes de que el pulpo se conservara en cámaras de frio industrial, la única y más popular forma de conservación era el secado. Así como los marineros vascos secaban el bacalao, los marineros gallegos secaban el pulpo, y era así como se conservaba y transportaba a los pueblos del interior de Galicia y del resto de la península donde era considerado un preciado manjar.

pulpo-a-la-gallega-secado-3

Es precisamente en el secado del pulpo donde se encuentra la explicación al hecho de que el Pulpo a feira fuera un plato preparado tradicionalmente en ferias y romerías del interior de Galicia, y no en pueblos costeros como sería de esperar.

RECETA AUTÉNTICA DEL PULPO A FEIRA

Ingredientes del pulpo “á feira“: Pulpo, agua, aceite, pimentón dulce y sal marina gruesa.

Preparar el pulpo: Si el pulpo es fresco debe mazarse sobre una superficie dura antes de cocinarse. La tradición indica que deben ser 33 golpes. Pero si el producto es congelado ya no es necesario. El proceso de congelación ablanda el pulpo de forma natural sin que pierda ni su sabor ni sus propiedades.

pulpo-a-la-gallega-fresco

Cocer el pulpo: El pulpo se limpia quitando del interior de su cabeza las tripas, la boca con forma de pico y los ojos y frotando bien sus tentáculos. Luego se pone agua a hervir sin sal y cuando alcance la temperatura de cocción se coge el pulpo por la cabeza y se introduce y se saca de ella tres veces seguidas. En este proceso los tentáculos se rizan y encogen parcialmente. Luego lo sumergimos completamente en el agua y cuando vuelve a hervir lo dejamos hacerse durante unos 30 minutos. Su cocción dependerá del tamaño del pulpo, por lo que es recomendable pincharlo cada cierto tiempo para saber si está en su punto (si se hierve demasiado tiempo, volverá a endurecerse).

pulpo-a-la-gallega-cocina-5

Presentar el pulpo “á feira“: Una vez que el pulpo esté correctamente cocido, se deja reposar unos minutos antes de retirarlo del agua. Luego se cortan sus tentáculos con una tijera (es más fácil y rápido que con un cuchillo) en rodajas de menos de un centímetro de espesor y se colocan en un plato (en las ferias y restaurantes tradicionales el plato suele ser de madera). Se riega con abundante aceite de oliva virgen, se espolvorea con sal gruesa y se le añade, según el gusto de cada uno, pimentón dulce o picante. No olvides tener pan a mano porque no dudarás en mojarlo en la salsa que quede una vez te hayas terminado el pulpo.

pulpo-a-la-gallega-cocina


MUNDAKA: pueblos marineros con encanto

26 febrero, 2017 at 20:04

Mundaka-5

El pequeño y pintoresco pueblo de Mundaca (en euskera y oficialmente Mundaka) se encuentra ubicado en la costa vasca, dentro de la Reserva de la Biosfera del Urdaibai (Vizcaya).

Limita al oeste con la Villa de Bermeo, al sur con Pedernales, y al este y norte con el mar Cantábrico. Frente a sus costas está situada la Isla de Izaro (Bermeo) y el extenso arenal de Laida.

Mundaka-panoramica

Mundaka es un pequeño y encantador pueblo centrado alrededor del puerto pesquero. El puerto es además el rincón más pintoresco de la localidad y es también donde los lugareños de todas las edades se reúnen y pasan el tiempo, ya sea junto al agua, en el parque, el frontón o alguno de los bares de la zona.

Mundaka-6

A pesar de ser un pueblo bastante pequeño, Mundaka es famoso internacionalmente por su escena surfera. El ambiente en la localidad es especialmente bueno en otoño, cuando surfistas de todo el mundo se acercan a Mundaka a montarse en una de las olas de izquierda más largas del mundo. Esta ola es hueca y muy larga, puede llegar a los casi 400 metros de longitud.

Mundaka-ola

Dejando a un lado este deporte tan popular, el pueblo cuenta con un pequeño puerto alrededor del cual se agrupan típicas construcciones de pescadores. Merece la pena también una visita al Ayuntamiento porticado y a la iglesia de Santa María (estupendo templo renacentista que sobresale en la atalaya con notable altura).

Mundaka-iglesia-santa-maria-3

Además, en el barrio de Santa Catalina se asienta la ermita que lleva el mismo nombre. Merece la pena realizar una parada en la ermita por las imponentes vistas que ofrece de toda la ría de Mundaka.

Mundaka-panoramica-2

Historia

Mundaka es un pueblo de origen incierto. La leyenda dice que en el siglo X llegó a Mundaka un barco que venía de Escocia en el que viajaba una princesa desterrada. Los escoceses encontraron una fuente que les llamó la atención por la claridad de su agua y la llamaron “munda aqua”, que significa exactamente eso en latín: “agua cristalina”.

Mundaka-historia

La leyenda continúa afirmando que la princesa tuvo un hijo llamado Jaun Zuria quien se convirtió en el primer Señor de Vizcaya. Aunque esta historia no puede verificarse con certeza, lo que sí podemos verificar es que Mundaka ha jugado un papel importante en la historia y mitología vascas.

Ermita de Santa Catalina

La Ermita de Santa Catalina se encuentra situada en una pequeña península del mismo nombre a las afueras de Mundaka. La ermita disfruta de una ubicación estratégica, ya que desde ella se controla cada entrada y salida del estuario. Sin embargo, la ermita también ha sufrido daños y sido derribada en varias ocasiones debido a su ubicación junto al agua. Aunque ha habido un edificio en este mismo lugar desde la Edad Media, la ermita que vemos hoy fue construida en 1879 en una mezcla de estilos gótico y renacentista.

Mundaka-ermita-santa-catalina

A lo largo de los siglos, el edificio también ha funcionado como área de cuarentena para los enfermos de epidemias y ha sido el lugar de reunión de la hermandad de pescadores. Fue incluso utilizado como almacén de munición para la fortaleza que se encontraba junto a la ermita. En la actualidad aún es posible ver restos de la muralla que perteneció a dicha fortaleza junto a la ermita.

Gastronomía

Entre las costumbres culinarias de Mundaka cabe destacar los pintxos, muy habituales en los diversos establecimientos de la localidad.

De todos los ingredientes marinos cabe destacar las diversas preparaciones del bacalao, de la merluza y especialmente de la lubina de Mundaka.

Mundaka-bacalao

Todo acompañado, claro está, de los buenos vinos de la Rioja Alavesa o del fantástico Txakoli.