ALBUFERA: atardeceres de ensueño

19 abril, 2017 at 6:21

albufera-puesta-sol

La Albufera de Valencia, con 21.000 hectáreas de superficie, constituye uno de los humedales costeros más representativo y valioso de la Comunidad Valenciana, hasta el punto de que en 1986 fue declarada Parque Natural.

Localizada a unos 15 kilómetros del extremo sur de la ciudad de Valencia, constituye el mayor lago de la Península Ibérica. En torno al lago de la Albufera, antiguo golfo marino cerrado por una restinga o cordón litoral y alimentado por las aguas dulces de barrancos, acequias y surgencias denominadas ullals.

Es un lugar ideal para ver una puesta de sol insólita pues en el resto de la Comunidad Valenciana, el sol se pierde tras las montañas, pero en la Albufera, se funde prácticamente con el agua.

albufera-puesta-sol-9

Su valor para el medio ambiente es sumamente importante, pues en ella habitan especies en peligro de extinción, como el fartet y el samaruc. Puedes descubrir la Albufera en un paseo a pie recorriendo el Parque Natural.

albufera-fauna-2

La Albufera comprende seis islotes, llamados matas, que albergan densa vegetación. Estos islotes se denominan Mata del Fang, Mateta de Baix, Mata de la Barra, Mata de l’Antina, Mata de San Roc y Mata del Rey.

albufera-mapa

Se organizan visitas guiadas en bici por los ecosistemas del Parque Natural de la Albufera y paseos en barca por el lago. Puedes contratar las entradas desde aquí.

Historia de la Albufera

albufera-historia-barraca

La formación de la Albufera tuvo lugar hace 1,8 millones de años como resultado del cierre del golfo o bahía de la costa valenciana por un cordón litoral. La separación definitiva entre la Albufera y el mar se produjo durante la época romana.

Albufera significa, según su origen árabe al-buhayra, el marecito o el pequeño mar. En algunos poemas árabes se le denomina Espejo del Sol, término que ya da una idea aproximada de la belleza y el romanticismo que caracteriza a este paraje. Fue también conocido por los romanos como Nacarum Stagnum.

La reducción de la Albufera ha sido constante. El lago, hasta la segunda mitad del siglo XIX, llegaba prácticamente hasta la ciudad, pero poco a poco se fue secando artificialmente para reconvertirlo en arrozales. En la actualidad hay un complejo sistema de acequias y compuertas que provocan la inundación de los arrozales.

albufera-arrozal

En el año 1865, el lago pasó a ser propiedad del Estado, dando por finalizados más de seis siglos de propiedad real, en los que la Albufera había pasado de mano en mano. Más tarde, ya empezado el siglo XX, la laguna pasó a ser propiedad de Valencia.

La barraca valenciana

La barraca es la construcción típica valenciana, utilizada en su día, tanto por labradores como por pescadores.

albufera-historia-barraca-2

Antiguamente, era la vivienda típica en todas las poblaciones alrededor de Valencia, en toda su huerta, así como en los poblados marítimos. Se utilizaba tanto para vivienda como para almacén. En la actualidad aún se conservan algunas, sobre todo en la zona de la Albufera, donde podremos encontrarnos tanto con barracas, podemos decir, “modernas” (construidas con materiales distintos a los tradicionales) como antiguas.

albufera-barraca


SANT ANTONI DE PORTMANY: atardeceres de ensueño

24 julio, 2016 at 20:10

san-antonio-cafe-del-mar-atardecer-3

La isla de Ibiza, que compone el archipiélago de las Pitiusas junto con Formentera, cuenta con la bella población de Sant Antoni de Portmany, también denominado San Antonio.

Situado en el oeste de la isla, corresponde al antiguo cuartón (en catalán, quartó) de Portmany, uno de los cuatro en que Jaime I dividió la isla en siglo XIII. La palabra Portmany procede del latín portus magnus, “puerto grande” que fue adoptada por los árabes como burt’uman y luego por los conquistadores de origen catalán a la actual expresión.

san-antonio-puerto

San Antonio o Sant Antoni de Pormany es uno de los pueblos más grandes de la isla, después de la ciudad de Ibiza, y es bien conocido en verano por ser uno de sus centros turísticos más importantes. Es uno de los lugares de peregrinación de miles de turistas extranjeros, especialmente británicos, que cada año visitan Ibiza atraídos por los ritmos electrónicos y la fama de las playas y calas ibicencas.

Además de practicar cualquier deporte náutico, Sant Antoni brinda la oportunidad de recorrer espectaculares paisajes naturales en diferentes itinerarios, como las que se engloban dentro de las Rutas del Halcón. El mirador de Ca´n Bernadet, con magníficas vistas sobre la bahía, es una buena meta. Cerca de Cala Salada, de profundo sabor marinero, se abren los acantilados de Cap Nunó, con impresionantes cortes.

san-antonio-acantilados-de-Cap-Nunó

Un día de descanso en la playa puede completarse con una animada noche en cualquiera de los muchos establecimientos de ocio. Por las calles del casco urbano, el paseo marítimo y por toda la bahía se dispersan restaurantes, terrazas, bares de copas y discotecas. Algunos de los locales de moda se enclavan a orillas del mar, como es el caso del famoso Café del Mar, el lugar más famoso de la isla para  disfrutar de uno de los más bellos atardeceres de toda la isla. Y es que el pueblo de San Antonio se muestra orgulloso de poseer una de las mejores puestas de sol del mundo.

san-antonio-cafe-del-mar-atardecer

Historia

El origen de Sant Antoni de Portmany se remonta a tiempos prehistóricos, como demuestran los hallazgos encontrados: hachas de bronce y pinturas rupestres de temprana datación. Llamada Portus Magnus por los romanos y Portumany por los árabes, se fragua como núcleo urbano tras la reconquista del rey Jaime I.

san-antonio-isla-fortificada

En el siglo XIV se levanta la iglesia de Sant Antoni y, a su alrededor, el primitivo germen de esta ciudad. La fortificación de esta iglesia, y de casi todas las ibicencas, se produce en el siglo XVI para repeler el ataque de los piratas y corsarios. La iglesia de Sant Antoni de Portmany data del siglo XIV y destaca por su torre de planta poligonal.

san-antonio-iglesia

Para asegurar su posición estratégica se construye un cinturón de torreones, que bordean la costa isleña, en el siglo XVII. Rodeada por impresionantes acantilados, se levanta la fortificación defensiva de las Torres d´en Lluc. Monumentos que se pueden admirar en diferentes puntos de la geografía de Sant Antoni.

san-antonio-Torres-d´en-Lluc

Sant Antoni de Portmany es la segunda población más habitada de Ibiza y agrupa a las parroquias de Santa Agnès de Corona, Sant Mateu d´Albarca y San Rafael de Forca. En estos lugares es donde se levantan los templos religiosos de la zona. En Santa Agnès se encuentra una capilla subterránea, muy bien conservada, dentro de una cueva. La iglesia de Sant Rafael domina unas hermosas vistas de las islas de Ibiza y Formentera, mientras que la de Sant Mateu posee un magnífico atrio con triple arcada y capillas de bellas proporciones arquitectónicas.

san-antonio-Santa Agnès-capilla

Además de un amplio repertorio de cocina internacional, Sant Antoni de Portmany prepara un sabroso plato: la ensalada pagesa. Rodajas de patata cocida se mezclan con cebolla, pimientos rojos asados y berenjena. Entre los pescados es reseñable el mero al horno (enfós a n´es forn) y como postre el flaó, una tarta elaborada con queso, huevos y hierbabuena. Todo ello acompañado de los vinos de la Denominación de Origen Binissalem-Mallorca.

san-antonio-ensalada-pagesa


SANLÚCAR DE BARRAMEDA: atardeceres de ensueño

17 agosto, 2015 at 20:31
sanlucar-de-barrameda-atardecer-4

Foto de archivo de la Junta de Andalucía

Sanlúcar de Barrameda es una ciudad y un municipio español situado en la provincia de Cádiz, en la comunidad autónoma de Andalucía. Asentada en la margen izquierda del estuario del río Guadalquivir, frente al Parque Nacional de Doñana.

sanlucar-de-barrameda-doñana

El término de Sanlúcar ha estado habitado desde la Prehistoria y la Antigüedad, perteneciendo a Tartessos, a Turdetania, a la Bética y a varios territorios andalusíes. El origen del primer sentamiento en Sanlúcar viene auspiciado por la construcción de un templo fenicio dedicado a Astarté.

En la Edad Media, tras la Reconquista, la villa de Sanlúcar pasó a formar parte del reino de Sevilla y fue otorgada en señorío en 1297 a Alonso Pérez de Guzmán, “Guzmán el Bueno”, fundador de un poderoso linaje nobiliario que sería conocido más tarde como casa de Medina Sidonia.

sanlucar-de-barrameda-origen

Por su situación estratégica, Sanlúcar adquirió relevancia de la exploración, colonización y evangelización de América entre los siglos XV y XVII. Sanlúcar de Barrameda fue testigo excepcional de una de las mayores gestas que ha realizado el hombre. Fue lugar de partida y llegada de la primera circunnavegación al planeta Tierra.

VER VIDEO COMPLETO

Sin embargo, la caída en desgracia de la Casa de Medina Sidonia en 1641, la decadencia general de España bajo Carlos II, el traslado de la Casa de Contratación a Cádiz en 1711 y el terremoto de Lisboa en 1755 la afectaron y Sanlúcar perdió gran parte de su valor estratégico.

En el 1833 pasó a formar parte de la recién creada provincia de Cádiz. En el siglo XIX la actividad económica de la ciudad se reconvirtió a la viticultura y al turismo estival, sobre un fondo de precariedad y grandes desigualdades sociales. Con gran implantación anarquista durante la Segunda República Española, quedó desde el principio de la Guerra Civil en manos de los sublevados, sin sufrir daños de importancia.

La Ciudad

La ciudad de aire señorial –declarada Conjunto Histórico– posee una estructura urbana que se caracteriza por estar dividida en dos grandes núcleos: el Barrio Alto y el Barrio Bajo.

sanlucar-de-barrameda-ciudad

El Barrio Alto es el núcleo histórico y monumental, de angostas calles, blancas fachadas y aristocráticos palacios como el Palacio de Orleáns y Borbón (junto a la Basílica de Nuestra Señora  de la Caridad) o el renacentista Palacio Ducal de Medina Sidonia. En las cercanías sitúa el Arquillo o Puerta de Rota, restos de la muralla medieval, el Castillo de Santiago (s. XV) el Convento de las Descalzas y la Iglesia de Nuestra Señora de la O.

sanlucar-de-barrameda-medina-sidonia

Bajando por la Cuesta Belén hacia el Barrio Bajo, se sitúan el Auditorio de la Merced y las Covachas del s. XV – la mejor muestra del gótico en la ciudad- que decoran una de las fachadas del Palacio Ducal. A la Plaza de San Roque se traslada el gran ambiente del mercado de abastos, lleno de colorido y tipismo, con vendedores que pregonan sus productos a voz en grito. Camino de la Iglesia de Santo Domingo (s. XVI) se enclavan la Iglesia de San Jorge y el Convento de Regina Coeli. En la dirección contraria están la Iglesia del Carmen y el Convento de Capuchinos.

sanlucar-de-barrameda-Auditorio-de-la-Merced

De su pantalán sale el Buque “Real Fernando”, que realiza la travesía por el río hasta su desembocadura para conocer Doñana.

El litoral de Sanlúcar cuenta con 6 km. de playas, siendo las más representativas la playa de Bajo de Guía, la de la Calzada, de las Piletas, playa de la Jara y, ya en la orilla del Parque Nacional de Doñana, la Playa del Coto también denominada por los sanluqueños ‘la otra banda’.

En Doñana se enclavan también los parajes naturales sanluqueños de los Pinares de la Algaida y las Marismas y Salinas de Bonanza. En sus playas tienen lugar las famosas Carreras de Caballos en la playa (Interés Turístico Internacional) auspiciadas en sus orígenes por la aristocracia y la burguesía sanluqueña del s. XIX deseosa de incentivar la vida social de la villa durante la temporada estival. Se celebran cada año durante el mes de agosto y se dividen en 2 ciclos de 3 días cada uno, siempre al atardecer y aprovechando la bajamar, que sirve de improvisada tribuna para todo aquel que quiere disfrutar de este espectáculo.

sanlucar-de-barrameda-caballos

Foto de s.pascual

Gastronomía

sanlucar-de-barrameda-manzanilla-4

El genuino microclima de la ciudad es fundamental para la crianza de la manzanilla -su caldo más representativo- que pertenece a la Denominación de Origen Jerez-Xeres-Sherry. Es un vino seco apropiado para aperitivos, de un bello color dorado, que se cría en barriles de roble blanco en las bodegas del casco urbano, las llamadas “catedrales del vino”. Están integradas a la perfección en la estructura urbanística de Sanlúcar concentrándose en su Barrio Alto.

sanlucar-de-barrameda-bodega-barbadillo

En el mismo Barrio Alto, se ubican la bodega y el Museo Barbadillo de la Manzanilla. Entre septiembre y mayo, solo pueden visitarse los miércoles de 10.00 a 18.00, así que no es ninguna tontería aprovechar la mañana. De martes a sábado a las 12.00 y a las 13.00 hay además visitas guiadas que por cinco euros incluyen también una cata.

El pescado y el marisco de Sanlúcar, y de entre ellos el langostino, posee una fama que ha trascendido nuestras fronteras. Este éxito se debe a sus propias cualidades de sabor y textura, así como a la sencilla manera de efectuar su cocción y presentación.

sanlucar-de-barrameda-langostino


LA BAHÍA DE LA CONCHA: atardeceres de ensueño

29 abril, 2015 at 21:05

bahia-de-la-concha

Si vas a San Sebastián (en euskera, Donostia) tienes que dar un paseo por La Concha, pero mejor si puedes hazlo al atardecer, cuando una luz rojiza y anaranjada lo inunda todo.

La Playa de La Concha es una playa situada en la Bahía de La Concha en pleno centro de la ciudad de San Sebastián, capital de la provincia de Guipúzcoa (País Vasco). Se ubica a continuación de la Playa de Ondarreta y la reconocerás por su arena blanca y fina. Es una de las playas urbanas más famosas de todo el país.

Es una de las señas de identidad de San Sebastián, y ofrece al visitante la oportunidad de disfrutar de magníficas vistas, como la que nos ofrece su hermosa bahía en forma de concha, con la isla de Santa Clara en el centro, flanqueada por los montes Urgull e Igeldo.

bahia-de-la-concha-noche

Un elemento característico de la Playa de la Concha es la llamativa barandilla de la Concha, uno de los símbolos indiscutibles de San Sebastián por sus formas ornamentales.

bahia-san-sebastian-barandilla

Continuando el paseo, te toparás con el edificio del Ayuntamiento. Muy próximo al Real Club Náutico y los jardines de Alderdi-eder, sus dependencias están en el antiguo Casino de San Sebastián. En el jardín de Alderdi-Eder, un carrusel de aire antiguo nos trasladará a viejos tiempos.

ayuntamiento-san-sebastian

El recorrido por el paseo de la Concha finaliza en el Monte Urgull, que, junto al Monte Igeldo y Monte Ulía, se alzan en afán protector sobre la ciudad.

El Monte Urgull, erigido sobre la Parte Vieja, guarda un secreto en su interior. Se trata del Castillo de la Mota, que data del siglo XII y que fue imprescindible para la defensa de la villa. La fortaleza es uno de los mejores testigos de las batallas que han ido asediando la ciudad a lo largo de los siglos y ha sido reconstruida en numerosas ocasiones.

monte-urgull-castillo-la-mota

Entre las playas de Ondarreta y la Concha, en un alto, se encuentra el Palacio de Miramar, un palacio de estilo inglés que data de finales del siglo XIX y desde el que se aprecian unas vistas inmejorables de la Bahía de la Concha. Su situación privilegiada logra un increíble contraste entre el verde de los jardines y el azul del mar. No son pocos los que hacen aquí un alto en el camino y se sientan a contemplar el paisaje.

bahia-de-la-concha-palacio-miramar

La Isla Santa Clara es otro de los emblemas de la Bahía de la Concha que, como su nombre indica, es una isla en medio de la bahía, una suerte que no muchas ciudades tienen. Durante los meses de verano hay un servicio de lanchas que posibilitan su acceso para visitar su pequeña y coqueta playa.

La Parte Vieja de San Sebastián

La Parte Vieja, como su propio nombre indica, es el germen de la ciudad actual, y está delimitada por tres elementos naturales: el monte Urgull, el río Urumea y la Bahía de la Concha.

parte-vieja-san-sebastian

El lugar más visitado de San Sebastián es, sin duda, la Parte Vieja. Sus calles, llenas de tiendas, restaurantes, bares de pintxos y sociedades gastronómicas, suelen estar totalmente animadas en cualquier época del año.

pintxos-parte-vieja-san-sebastian

Hasta 1863 estaba delimitada también por la muralla de la ciudad; año en el que se decidió derribarla para acometer el nuevo ensanche de la ciudad. Anteriormente, casi todas las casas de intramuros fueron saqueados y destruidos por las tropas anglo – portuguesas el 31 de agosto de 1813, durante la guerra de la Independencia contra las tropas de Napoleón.

El corazón de la Parte Vieja lo ocupa la plaza de la Constitución. En la misma tienen lugar la mayoría de los acontecimientos festivos de la ciudad. Sus coloridas fachadas, con números pintados en cada balcón, nos recuerdan que antiguamente fue una plaza de toros.

plaza-constitucion-parte-vieja-san-sebastian

Dentro de este recinto están dos de los templos religiosos más importantes de la ciudad: la Basílica de Santa María del Coro (s. XVIII) y la Iglesia San Vicente (s. XVI).

iglesia-santa-maria-parte-vieja-san-sebastian

Cabe visitar, también, el Museo San Telmo, situado en un antiguo convento dominico del siglo XVI, que pasó a ser cuartel militar y hoy es el flamante Museo de Sociedad Vasca, reformado por el arquitecto Miguel Ubarrechena.

museo-san-telmo

Otra parte fundamental de la parte vieja es el puerto de San Sebastián, en el extremo oriental de la bahía de La Concha, al pie de la estatua del Sagrado Corazón que corona el monte Urgull.

puerto-de-san-sebastian


EL COTILLO: atardeceres de ensueño

21 enero, 2015 at 20:43

el-cotillo-atardecer

Situado en la esquina noroeste de Fuerteventura (Canarias), El Cotillo es un pacífico pueblo que tiene fama por sus excelentes restaurantes de pescado y sus incomparables atardeceres.

En El Cotillo se aprecia nítidamente un atardecer mágico. El impresionante Océano Atlántico, los arrecifes, la arena blanca y las negras rocas de lava, una coreografía natural que quita el aliento.

Es un pueblo muy tranquilo, ya que está algo alejado de las típicas zonas turísticas plagadas de hoteles y apartamentos de la isla de Fuerteventura; pero a pesar de ello, esta localidad ofrece lugares muy pintorescos e interesantes que no debes dejar de visitar.

el-cotillo-pueblo

Tras la conquista de las islas por la Corona de Castilla, El Cotillo adquirió gran importancia como puerto natural para el comercio de orchilla, cereales y ganado. Este fondeadero era conocido, desde 1599, como Puerto del Roque. A partir de 1626 adquiriere la denominación de Puerto del Tostón, para derivar en la actual toponimia, “El Cotillo”, desde mediados del S XX.

el-cotillo-puerto

El viejo Puerto, en el centro del pueblo, con sus pequeños bares y restaurantes es lo más pintoresco y rústico del Cotillo.

Al sur de esta parte de la soleada Fuerteventura se extienden varios kilómetros de playas. Las playas del Cotillo son estupendas y ni siquiera en un día con mucha gente se llenan del todo. Este es, sin lugar a dudas, la meca del windsurf en la isla.

La denominada Playa del Castillo es una de las más bonitas de la zona; se compone de pequeñas calitas, separadas por muros naturales de piedra, que además las cierran al mar y se forman piscinas, de agua cristalina y muy tranquilas, con arena blanca finísima, que contrasta con el negro de la piedra volcánica.

el-cotillo-playa-castillo

Un poco más hacia el sur se encuentran la Playa del Ajibe de la Cueva y la Playa del Aguila, playas salvajes y no muy visitadas por ser de difícil acceso.

el-cotillo-playa-aguila

En los acantilados cercanos al centro del pueblo, al sur del puerto y con vistas al mar, está la torre ó Fortaleza del Tostón, de forma redondeada.

el-cotillo-acantilado

A unos kilómetros al norte de Cotillo hay un faro y se puede pasar una agradable tarde paseando por allí.

Puedes llegar hasta El Cotillo mediante el transporte público, ya que existen líneas regulares de guagua (autobús) desde las poblaciones de Corralejo y Puerto del Rosario que hacen sus recorridos varias veces al día.

Uno de los trayectos más interesantes que se pueden hacer sobre la zona norte de Fuerteventura es ir en coche desde Corralejo hasta El Cotillo por la carretera de la costa, ya que en este trayecto descubrirás playas y calas prácticamente vírgenes de espectacular belleza.

La Fortaleza del Tostón

La historia de los castillos o torres defensivas de Canarias comienza en el S XV con la conquista de las islas por la Corona de Castilla, convirtiéndose en baluartes de la defensa costera frente a los continuos ataques de piratas berberiscos (del norte de África), franceses y británicos.

el-cotillo-torre-del-toston-2

El conquistador Jean de Bethencourt construye el Castillo de Rico Roque en los primeros años de la colonización, una fortificación para la protección de las naves fondeadas en el puerto de los ataques de piratas. Sobre las ruinas de esta construcción original se erigió la actual torre, encargada por el Capitán General de Canarias al ingeniero D. Claudio de L´Isle. Las obras comenzaron en 1700, denominándola Torre de Ntra. Sra. del Pilar y San Miguel.

La obra se realiza con piedra de una cantera cercana a la Ermita de El Cotillo. Con planta circular, consta de una escalera de cantería y puente levadizo. A la izquierda de la entrada se encuentra la bajada al depósito de la pólvora, y a la derecha encontramos la subida  a la explanada de las losas. Tres cañones de hierro defendían la costa, y podía albergar una guarnición militar de doce hombres.

La Torre de El Tostón, declarada en 1949 Monumento Histórico de Interés Cultural, es un referente del patrimonio histórico de la isla de Fuerteventura.

el-cotillo-torre-del-toston

Convertida hoy en día en espacio para el conocimiento de la historia y cultura de los majoreros, alberga Exposiciones de Arte Contemporáneo de reconocidos artistas canarios, y es asimismo una Oficina de Turismo y un mirador sobre las extensas y rubias playas de El Cotillo, uno de los principales destinos turísticos de Fuerteventura.