SIURANA: pueblos medievales de España

14 mayo, 2017 at 19:17

Siurana-7-buena

Ciurana de Tarragona (oficialmente en catalán Siurana o Siurana de Prades), es una pequeña localidad de Tarragona (Cataluña), situada encima de un peñasco calizo entre la Sierra del Montsant al oeste y las montañas de Prades al este, en el valle que forma el río Siurana.

El pequeño pueblo de Siurana es excepcional, es una hermosa muestra de auténtico pueblo medieval. Las casas aparecen encima de un acantilado de paredes calcáreas dominando un extenso paisaje de valles y montañas.

Siurana-acantilado-3-buena

Declarado Paraje Pintoresco por evidentes razones, su castillo musulmán controlaba un extenso territorio del priorato y varias comarcas catalanas más. Aún se conservan restos de la fortificación original a la entrada de la población.

Las casas del casco urbano son de piedra y madera y el suelo de las calles está formado por losas de caliza con varios siglos de antigüedad. Silenciosas y retorcidas callejas empedradas, jalonadas de casonas medievales, rincones perfumados de geranios… Siurana es un pueblo de cuento donde el tiempo parece haberse detenido.

Siurana-calle

Los restos del castillo árabe construido en el siglo IX coronan el pueblo y su núcleo de casas, con la plaça Vella (plaza Vieja) como epicentro. Hasta el kilómetro cero de Siurana se llega entre silenciosas y retorcidas callejas empedradas, jalonadas de casonas medievales, rincones perfumados de geranios y un pequeño arco que comunica dos caserones a ambos lado de la calle principal.

El edificio más relevante de Siurana es su iglesia románica de Santa María de Siurana. De estilo románico y construida entre los siglos XII y XIII tras la llegada de las tropas del rey Ramón Berenguer IV, su estado de conservación es excelente. Aunque no está abierta al público, la superficie acristalada instalada en la puerta permite ver su interior.

Siurana-iglesia-centro-pueblo

Si vienes con tiempo hay numerosas rutas para hacer por la montaña. De hecho, si te gusta la montaña, decirte que Siurana es uno de los destinos de escalada más importantes del país y del mundo.

Siurana-senderismo copiar

El acceso al pueblo se realiza a través de una carretera en ascenso llena de curvas pronunciadas, y gracias, porque la carretera es nueva de finales del siglo XX, antes era un pueblo medio aislado. Hoy en día, este pueblo está habitado por apenas 40 personas o menos.

Origen e Historia

Siurana fue el último reino de taifa en caer tras la reconquista cristiana de toda Cataluña, en 1153 y tiene algunos vestigios árabes como los restos del castillo del walí Almira Alemoni, del siglo IX. Esta fortificación cerraba el paso al núcleo urbano de la población.

Siurana-sigloIX-historia

La conquista cristiana en el siglo XII fue épica, dado lo inexpugnable de la villa, y dio lugar a una preciosa y triste leyenda que, dicen, tuvo lugar en el Salto de la Reina Mora.

Castillo de Siurana

Antes el castillo debía ocupar toda la cumbre, hoy apenas quedan unos restos de lo que fue aquella inexpugnable fortaleza de la que se decía que estaba a «medio camino del cielo».

Siurana-castillo-3

El castillo árabe era un establecimiento militar o “hisn” construido hacia el siglo IX como centro de control. Perteneciente a un amplio territorio bajo dominio musulmán y situado estratégicamente, esta fortificación cerraba el paso al núcleo urbano. Actualmente, se observan los efectos de una primera fase de rehabilitación gracias a la cual se identifican perfectamente sus límites perimetrales y las torres de defensa, entre otras partes.

La conquista de este castillo por parte de Ramón Berenguer IV fue planificada antes que las de Tortosa y Lleida, pero no se pudo completar hasta 1153. Una vez conquistado, pasó a manos de Bertran de Castellet y posteriormente a las de Albert de Castellvell. Sirvió como dote para las reinas catalanas, para garantizar pactos y empréstitos y también como cárcel de personajes de cierta categoría.

Salto de la Reina Mora

Siurana-salto-reina-mora

No hay que esforzarse mucho para localizar el mirador más espectacular. Todos los caminos conducen al risco conocido como el Salto de la Reina Mora.

Se puede descender hasta él por el camino de la Trona, que nace junto a las ruinas del castillo, y que pasa en un primer tramo por un antiguo camino de herradura.

Según la leyenda, fue justo desde este acantilado desde donde saltó con su caballo blanco la hija del walí, la hermosa reina mora Abdelazia, que prefirió así acabar con su vida antes de verse sometida al ejército cristiano que sitiaba la fortaleza en 1153. Desde este vertiginoso enclave se observa la marca de lo que parece la herradura del caballo a causa de su impresionante salto al vacío y, retando al abismo, las impresionantes vistas que regala esta atalaya de las cimas de las montañas de Prades y del pantano de Siurana.


HERVÁS: pueblos medievales de España

12 agosto, 2016 at 21:04

hervas-entorno-2

Hervás es un municipio español situado al norte de Extremadura, cuya capital es la villa del mismo nombre. El municipio se ubica en la falda de la Sierra de Béjar, en el Valle del Ambroz. Con unos 4.000 habitantes, la villa es famosa por su judería y por su entorno natural.

La Judería de Hervás fue declarada conjunto histórico-artístico en 1969 y desde 1989 se han llevado a cabo diversos trabajos de restauración y conservación del conjunto.

Incluido en la Red de Juderías de España, la Judería de Hervás es un conjunto arquitectónico que tiene su origen en el siglo XIII. Fue declarada conjunto histórico-artístico en 1969 y desde 1989 se han llevado a cabo diversos trabajos de restauración y conservación del conjunto.

hervas-barrio-judio

Foto de Lourdes Torres

El barrio está constituido por callejuelas empedradas y estrechas, y casas con grandes voladizos, balconadas y abundancia de materiales autóctonos. Se conservan las calles Sinagoga, Rabilero o Cofradía. Pero, sin duda, la travesía del Moral, es lugar estrella de la Judería, siendo la calle más estrecha del lugar y de España, un pasadizo que mide apenas 50 centímetros en su parte más estrecha.

hervas-travesia-del-moral

Un barrio de callejuelas empinadas que bajan desde la Plaza hasta el río Ambroz y el puente medieval de la Fuente Chiquita, culebreando entre casas con grandes voladizos y balconadas, la planta baja de piedra o adobe, pintada de blanco, y la superior, de entramado de madera de castaño.

En tu paseo por las calles del barrio judío podrás sumergirte en otra época mientras disfrutas de una cata de vinos de pitarra y de las obras de artesanía que se producen en los distintos locales del barrio, que trabajan, por ejemplo, con la madera, el cuero, la forja o el vidrio.

hervas-barrio-judio-2

A principios de julio se celebra la fiesta de Los Conversos, para la cual se escribe ex profeso una obra teatral que se representa a orillas del río. Es en este tipo de festividades cuando se pueden degustar los típicos platos de la cocina sefardí, así como dulces tradicionales.

hervas-fiesta-Los-Conversos-2

Y otra cosa que tiene Hervás es su castañar, un bosque de cuento, propio de latitudes más húmedas y norteñas, que asombra al viajero que sube por la carretera del puerto de Honduras, preguntándose en qué momento ha cogido el secreto desvío que lleva directamente de Extremadura a Galicia.

Origen e Historia

La localidad de Hervás surge en el s. XII a partir de una ermita situada junto al rio Santihervás, de donde proviene su nombre, edificada por los templarios. Los templarios fueron expulsados a principios del s. XIII y se construye un castillo con la iglesia en su interior. Alrededor del castillo se fueron asentando diversas gentes que repoblaron el territorio.

hervas-barrio-judio-4

En el siglo XV se estableció la comunidad hebrea junto al río Ambroz. Estaba constituida por 45 familias de las que, en 1492 se exiliaron 14, aunque retornaron algunas en 1494. Hervás perteneció al ducado de Béjar desde 1396, pero obtuvo el título de villa en el año 1816.

De esta época medieval llega hasta nuestros días su barrio judío. Junto a la judería se encuentra el puente medieval de la Fuente Chiquita, en cuyo pretíl puede verse una imagen yacente de D. Alonso Sánchez, de finales del s. XIV.

hervas-puente-de-la-Fuente-Chiquita


ALMAGRO: pueblos medievales de España

12 enero, 2016 at 17:18

almagro-5

Foto de www.viajesconmiperro.com

Capital histórica de La Mancha, Almagro es una ciudad de poco más de 9.000 habitantes perteneciente a la provincia de Ciudad Real. Se caracteriza por la armonía de sus casas, con sólo dos alturas, todas ellas con blancas fachadas en las que destacan los grandes portalones y los balcones enrejados.

Es un importante conjunto histórico-artístico y enclave turístico. Desde comienzos del mes de febrero de 2015, uno de los pueblos privilegiados con el distinto de «pueblo más bonito de España». Este título fue concedido por la Asociación «Los Pueblos más bonitos de España», entidad que dio a conocer este nombramiento en el marco de la Feria Internacional del Turismo (Fitur).

Almagro es una de las grandes joyas de España. Un lugar que tiene un sorprendente patrimonio, una ciudad que progresó bajo el dominio de la Orden de Calatrava (orden militar y religiosa fundada en el Reino de Castilla en el siglo XII, en el año 1158, con el objetivo inicial de proteger la villa de Calatrava la Vieja, cerca de la actual Ciudad Real) y que luego recibió los favores de la historia en el siglo XVI de la mano de los banqueros alemanes y flamencos.

almagro-4-simbolo-orden-de-calatrava

Almagro, cuna de Calatrava, cuyo nombre viene probablemente del árabe almagreb (tierra arcillosa rojiza con óxido de hierro que se utilizaba para pintar vigas y columnas en la zona), es un oasis en el medio de La Mancha.

Ser la sede de la Orden de Calatrava y la ubicación de los banqueros flamencos y alemanes de Felipe II como concesionarios de las minas de mercurio de Almadén, a cambio de sus préstamos, trajo un aura de prosperidad a la comarca.

Almagro es un paseo por la historia. Solo con pasear por sus calles, nos estaremos trasladando siglos atrás, cuando nobles, frailes y dominicos transitaban entre los edificios emblemáticos del municipio, como el claustro de los Dominicos o el patio de los Fúcares.

almagro-claustro-dominicos

En nuestros paseos no podemos dejar de entrar en alguna de las muchas tiendas dedicadas al encaje y productos artesanales así como a los vinos y aceites de la región. También es muy recomendable pasar por el Museo Etnográfico, donde podemos conocer los viejos oficios de la zona o la recuperación de productos con Denominación de Origen, como la berenjena, así como la creación del Museo Nacional del Teatro.

almagro-museo-etnografico-2

La magnífica Plaza Mayor, destino de la mayoría de los visitantes, sorprende por su estructura con soportales de piedra. Fue engrandecida por los Függer junto a otras familias, parientes o empleados. En ella se encuentra también la Casa Consistorial que data también del siglo XVI.

almagro

En la Plaza Mayor, plena de tabernas de todos los estilos, se muestra ya un buen avance de la gastronomía típica de la zona en la destacan las berenjenas de Almagro, variedad típica de esta área; las gachas de harina de almorta (plato típico de harina frita con pimentón y añadidos de torreznos o hígado de cerdo), el tiznao (plato a base de bacalao y pimientos secos) o las migas.

almagro-berenjenas-de-almagro

En Julio, coincidiendo con el Festival Internacional de Teatro Cásico, merece la pena una visita especial a Almagro, pese al calor veraniego de La Mancha. En esos días, abre sus puestas esa joya del espectáculo, única en su género, que es el Corral de Comedias, que data del siglo XVII, y declarado Monumento Histórico Artístico en 1955.

Aunque Almagro respira teatro por los cuatro costados, lo cierto es que en el municipio hay mucho más que ver a parte de los escenarios.

almagro-corral-de-comedias-2

Foto de www.casadepacas.com

Saliendo de Almagro en dirección al este pasamos pronto por Moral de Calatrava, de un interesante conjunto urbano, de agradables calles y construcciones de sabor manchego, con iglesia parroquial del siglo XIII, reformada en el XVI y épocas posteriores.

Corral de Comedias

almagro-corral-de-comedias

El Corral de Comedias de esta localidad es el único del siglo XVII que se conserva en toda Europa, además de ser único también en mantenerse activo cuatrocientos años después de su inauguración. Su actividad, sin embargo, no ha sido continua durante todo este tiempo ya que a partir del siglo XIII fue utilizado como mesón y posada. Fue en la década de los años cincuenta cuando, tras el hallazgo de una baraja de cartas del siglo XVIII, se decidió iniciar las obras en busca del corral, del cual se localizó el escenario prácticamente intacto. Un proceso de rehabilitación integral y la declaración de Almagro como Conjunto Histórico-Artístico acaban impulsando el valor patrimonial y cultural de este espacio.

El Corral de Comedias, cuna de la dramaturgia española, sirvió para que en él imaginaran sus textos algunos de nuestros más grandes escritores, como Lope de Vega o Calderón de la Barca.

Festival Internacional de Teatro Cásico

Almagro cada verano se transforma en un inmenso teatro con capacidad para acoger a los 60.000 espectadores que asisten a su famoso Festival de Teatro Clásico.

almagro-Festival-Internacional-de-Teatro-Cásico-2

El certamen, que cuenta en su haber con más de treinta ediciones, involucra a toda la ciudad que se convierte cada mes de julio en un gran escenario. El evento tiene prestigio y reconocimiento internacional y en él actúan compañías reconocidas representando grandes clásicos como Shakespeare, Tirso de Molina, Calderón de la Barca, Lope de Vega o Fernando de Rojas, entre otros muchos autores. Además de en el Corral de Comedias, las obras se representan en multitud de espacios del municipio como el teatro Municipal, la antigua Universidad Renacentista, el palacio de Valparaíso, la ermita de San Juan o escenarios callejeros como la propia plaza Mayor.

La escena no solo es protagonista en verano ya que prácticamente durante todos los fines de semana del año se realizan en la localidad representaciones de las obras clásicas más características de la comedia y el teatro del Siglo de Oro. Almagro, además, cuenta con otro importante certamen, el Festival Iberoamericano de Teatro Contemporáneo, que se celebra en octubre.


PUEBLA DE SANABRIA: pueblos medievales de España

16 septiembre, 2015 at 18:07
Puebla-de-Sanabria-4

Foto de Pablo Duran

Puebla de Sanabria es un municipio y localidad española situado en el noroeste de la provincia de Zamora (Castilla y León), a 113 km de la capital provincial, y enclavada en la comarca natural de Sanabria.

La localidad de puebla de Sanabria es un lugar privilegiado por el entorno natural en que se encuentra, muy cerca del Parque Natural del Lago de Sanabria.

lago de sanabria_2

Esta villa es la capital de la comarca zamorana de Sanabria y fue declarada, gracias a sus encantos, conjunto histórico artístico.

Puebla de Sanabria es una de las más antiguas localidades zamoranas, documentada por primera vez en el año 509, a raíz, de unas actas del concilio de Lugo, aunque la cita pudiera referirse a la totalidad de la comarca sanabresa, no sólo a la villa de Puebla.

Históricamente tuvo trascendencia su ubicación por la proximidad a Portugal, cuando a finales del siglo XII, en 1195, Alfonso IX organiza las funciones políticas, económicas, jurídicas y militares de Puebla de Sanabria como bastión de la frontera leonesa frente a Portugal. Es entonces cuando ese monarca hace de la villa una de sus pueblas, concediéndole fuero en 1220, reedificando y mejorando además su castillo y sus defensas muradas.

Puebla-de-Sanabria-historia

Toda la historia acontecida en Puebla de Sanabria, sobre todo tras su paso por la edad media, puede percibirse a través de sus calles con típicas casas solariegas de piedra con balcones y galerías, especialmente la Plaza Mayor donde encontramos la Casa Consistorial.

puebla-de-sanabria-calles-4

Foto de Diariorural.com

Como monumentos individualizados concretos, tenemos dos que son claramente los más importantes: el castillo y la iglesia de Santa María de Azogue, y en segundo término el edificio citado del ayuntamiento (casa consistorial).

Puebla-de-Sanabria-plaza-mayor

Obviando los numerosos lugares de atractivo paisajístico y centrándonos exclusivamente en el patrimonio artístico y monumental medieval, desde puebla de Sanabria podemos emprender viaje al Monasterio de San Martín de Castañeda y a la localidad de Mombuey, con curioso y extraño campanario tardo-románico (siglo XIII) de chapitel convexo.

Uno de los atractivos más importantes no sólo de Puebla de Sanabria sino también de toda la comarca de Sanabria es su espléndida gastronomía basada en productos autóctonos de calidad: caldo Sanabrés o caldo de berzas, el pulpo a la Sanabresa, los sisos con cachelos, la trucha, el bacalao, la chuleta y el chuletón…

Pulpo-a-la-Sanabresa

El Castillo de Puebla de Sanabria

El castillo de puebla de Sanabria es uno de los mejor conservados de la provincia de Zamora. Es obra patrocinada por Rodrigo Alonso Pimentel, Conde de Benavente en el siglo XV.

Puebla-de-Sanabria-castillo

Foto de Beli

Ocupa una posición privilegiada sobre un promontorio rocoso protegido por tres cauces fluviales. Se trata de un

La estructura se basa en la de un castillo-fortaleza construido en sillería de granito con un recinto amurallado de planta cuadrangular y una torre central, la Torre del Homenaje o como popularmente se la conoce “El Macho”.

Puebla-de-Sanabria-castillo-muralla

El empleo actual del castillo de puebla de Sanabria es el de Casa de la Cultura, biblioteca y museo.

Iglesia de Santa María de Azogue

La iglesia de Nuestra Señora del Azogue de puebla de Sanabria es el edificio religioso más notable de la Puebla de Sanabria.

Puebla-de-Sanabria-Iglesia-Santa-María-de-Azogue

Su construcción data de finales del siglo XII, de esta época conserva sus restos románicos en los muros laterales de la nave y en el hastial con su portada.

En el interior se conserva una pila bautismal del siglo XIII con figuras talladas en el frontal. Se halla también una pieza musical de museo: el órgano del coro, bello instrumento datado en 1780 y del que surgieron notas musicales hasta 1930.

Iglesia-Santa-María-de-Azogue-pila-bautismal

El suelo de la iglesia guardó durante años un secreto hasta que en 1995 tras la obras de restauración se descubrieron un mar de lápidas funerarias que ocupaba toda la superficie del templo.

Para ampliar o complementar la información sobre este post recomendamos la lectura del post de nuestros compañeros ¿Tienes planes hoy?.


ALBARRACÍN: pueblos medievales de España

11 mayo, 2015 at 20:16
Albarracín

Fotografía de Antonio Garcia

Albarracín está considerado el pueblo medieval más bonito de España. Puerta de entrada a la sierra de Albarracín, se encuentra en el suroeste de la provincia de Teruel (Aragón) y cuenta con poco más de 1.000 habitantes.

Es una ciudad medieval que se encuentra sobre la colina de los Montes Universales y que está rodeada, por un lado por el río Guadalaviar y, por el otro por su recinto amurallado que termina en el castillo. Una situación estratégicamente inmejorable en cuanto a defensa, lo cual impulsó su importancia en el pasado.

La localidad es Monumento Nacional desde 1961; posee la Medalla de Oro al mérito en las Bellas Artes de 1996, y se encuentra propuesta por la Unesco para ser declarada Patrimonio de la Humanidad por la belleza e importancia de su patrimonio histórico.

Historia

Albarracín-historia

En la Edad de Hierro estuvo habitada por la tribu celta de los lobetanos. Se han encontrado importantes pinturas rupestres epipaleolíticas y neolíticas de estilo levantino, esquemático y semiesquemático en el pinar del rodeno.

Durante la época romana se llamó, al parecer, Lobetum, y en tiempos de los visigodos, Santa María de Oriente.

Durante el período andalusí, el clan bereber de los Banu Razin alcanzó el poder convirtiéndose en la dinastía soberana de la taifa de Albarracín. De este linaje procede el propio nombre de la población (al-Banu Razin: (la ciudad) de los hijos de Razín). De esta magnífica etapa se conservan dos importantes testimonios: la torre del Andador -situada en lo alto del recinto exterior- y el Castillo de Albarracín, que albergó la antigua alcazaba de los Banu Razin.

El pueblo

Lo que más sorprende es su peculiar arquitectura popular, el trazado de sus calles adaptadas a la difícil topografía del terreno, con escalinatas y pasadizos, y en el conjunto de su caserío de muros irregulares, de color rojizo, con entramado de madera, los bonitos soportales, los balcones…

Albarracín-arquitectura

Si no las paredes, los aleros de los tejados prácticamente se tocan, en esa construcción típico de los pueblos que no tienen demasiado espacio y buscan resguardarse de las inclemencias del tiempo. Porque en Albarracín hace mucho frío en invierno: estamos en una de las zonas más frías de España. Eso sí, ver el pueblo nevado o asistir a una nevada en él es una de las imágenes más bonitas que podemos guardar en la memoria. A resguardarse del frío toca…

No te puedes perder coger la senda por el paseo fluvial que recorre el meandro del río Guadalaviar, y pasar por el puente colgante, y ver a continuación una pequeña noria que subía el agua a una acequia.

Albarracín-paseo-fluvial

También podemos disfrutar de abundantes monumentos, como la Iglesia de Santa Maria, la Catedral, el Palacio Episcopal y algunas mansiones señoriales, entre las que destaca la de los Monterde.

Además está la popular casa de la Julianeta, que parece salida de un pincel cubista por sus líneas deformadas, la casa de la calle Azagra, la plaza de la Comunidad, la Ermita de San Juan y la pequeña y evocadora Plaza Mayor.

Albarracín-casa-julianeta

Ya llegando al final del pueblo, nos topamos con la Torre blanca, una de las torres defensivas de Albarracín. En su interior alberca un centro de exposiciones, para acceder hay unas escaleras exteriores con vistas al cementerio, así que no son actas para supersticiosos y personas con vértigo.

Albarracín-torre-blanca

Por supuesto, no te puedes perder, sin duda, visitar los bares, tascas y restaurantes en los que disfrutar de la gastronomía típica de la zona: ternasco de Aragón, estofado de ciervo, caldereta de cordero, conejo escabechado, migas con uva, farinetas, gachas, gazpacho de pastor, sopas de ajo, revuelto de setas, huevos con jamón, truchas al vino… ¡Imaginaos alguno de estos manjares para calmar el frío en invierno! Y para deleitarse en verano, claro, con una buena siesta después.

Recomendamos dejar el coche en alguno de los aparcamientos en la parte inferior del pueblo, pues es tarea casi imposible circular por sus callejuelas, y sólo apta para sus habitantes que conocen bien el entramado. Todo el pueblo tiene el suelo empedrado y con muchas cuestas.

Finalizado nuestro recorrido por el pueblo de Albarracín, si nos quedamos con ganas de más, a cuatro kilómetros tenemos el parking-merendero donde parten las pistas de senderismo para ver las diferentes pinturas rupestres en el Parque Cultural de Albarracín.

Albarracín-pintura-rupestre

El Castillo del Andador

Albarracín cuenta con un imponente cinto de murallas que culminan en el castillo del Andador. La parte antigua, la Ciudad, con sus casas colgadas sobre la hoz del río, es la más bonita. El Arrabal, es la otra parte, situada en la vega del Guadalaviar.

Albarracin-Castillo

Desde lo alto del castillo tenemos un estupendo mirador sobre el pueblo. También desde abajo son perfectamente visibles las murallas del siglo XIII que recorren gran parte de la montaña adaptándose a la irregularidad del terreno y envolviendo Albarracín.

El Castillo fue lugar de aposentamientos ya prehistóricos, y restos de cerámica indican que probablemente también los visigodos hubieran podido utilizarlo como residencia después de la invasión sobre los romanos. Fue a partir del siglo XI cuando cobrara relevancia de mano de los musulmanes.

En julio y agosto hay visitas guiadas en el Castillo, que actualmente está en proceso de restauración, que nos descubrirán sus rincones e historia.

Acueducto romano de Albarracín-Cella

El acueducto romano de Albarracín-Cella, datado en el siglo I d. C., probablemente sea la mayor obra de ingeniería romana conservada en la actualidad en Aragón y una de las obras hidráulicas más importantes en la península Ibérica.

Albarracín-acueducto

Es una obra un tanto insólita y misteriosa por cuanto no sabemos exactamente el uso que dicho acueducto tenía, pues poseía un elevado caudal de agua: parece que en un principio no abastecía a ningún gran núcleo habitado, sólo a un ciudad romana de pequeño tamaño que debía encontrarse bajo la actual Cella, si bien no hay restos arqueológicos que evidencien otras ciudades romanas en la zona ni núcleos habitados de importancia, por lo que se ha pensado que su uso, además de urbano, fuera eminentemente industrial o agrícola, aunque tampoco sabemos para qué actividad fue utilizado; se plantea la posibilidad de que sirviera para batanes, fraguas o molinos que estarían en la zona de Cella.

Albarracín-acueducto-2

El acueducto es visitable, en la actualidad, en ocho tramos que van desde Albarracín hasta Cella, pudiéndose hacer el recorrido en una dirección u otra.