CASTRO DE BORNEIRO: ruta parques arqueológicos de España

16 febrero, 2017 at 19:16

Castro-de-Borneiro-4

Conocido también como A Cidá o Cibdá (ciudad en castellano antiguo), el Castro de Borneiro se sitúa en el municipio de Cabana de Bergantiños (La Coruña, Galicia), y es un claro ejemplo de la cultura castreña de finales de la Edad del Hierro.

El Castro de Borneiro es un asentamiento habitado entre el siglo VI a. C. y el I d. C.  Está situado en una elevación del terreno de unos 212 metros de altitud, y desde el cual se puede controlar el territorio que lo rodea, sobre todo la desembocadura del Río Anllóns y la Ría de Corme Laxe.

Castro-de-Borneiro

Foto de Marcos Rodriguez

Descubierto en 1924, ya se empezó a excavar en 1932. Los trabajos duraron poco y se reanudaron en los años 70. A partir de 1980 se inició una tercera y más larga etapa de trabajos arqueológicos, durante 11 años. Este castro fue el primer castro de Galicia en ser datado con el método del Carbono 14.

Origen e Historia

Los castros son poblados fortificados de forma oval o circular situados, fundamentalmente, en zonas elevadas.

Castro-de-Borneiro-ilustracion-panoramica

El origen de estos asentamientos se remonta a la Edad del Bronce (s. VIII a.C.), pero será en la Edad de Hierro cuando alcancen su mayor desarrollo y adopten un carácter más defensivo y consistente con la  utilización de la piedra para la construcción.

Con la llegada de los romanos (s. I d.C.) estos pueblos del Noroeste son abandonados o van sufriendo transformaciones.

Los habitantes del castro vivían de la agricultura y la ganadería. Seguramente también se practicaba la caza y la recolección de frutos, además de la pesca y el marisqueo.

Castro-de-Borneiro-ilustracion

El castro estaba habitado por un conjunto de familias en el que se puede deducir que los hombres dispondrían de los bienes muebles (ganado, botines de guerra, joyas) y las mujeres de los inmuebles (la propiedad y trabajo de la tierra) heredados por línea materna. Los restos arqueológicos no indican la existencia de jefes, sólo se sabe que se respetaba el rango y la edad de las personas.

Arquitectura

Las construcciones encontradas en el conjunto, excavadas en la actualidad las tres cuartas partes de la superficie y un total de 36 construcciones, son de planta predominantemente redondeada y de tipo doméstico.

Castro-de-Borneiro-vista-panoramica

El conjunto (de 90 por 55 metros) está rodeado en todo su perímetro por un foso y dos muros defensivos, a excepción del lado este, donde la pendiente brusca de la ladera actúa como defensa natural.

Además del recinto principal existe una zona conocida como Barrio Extramuros en el lado este, coincidiendo con la entrada al castro. Este segundo conjunto está formado por una gran vivienda ovalada, dos fuentes con desagüe y un horno circular que en su momento debió de estar cubierto por una bóveda.

Castro-de-Borneiro-9

Las viviendas son circulares o cuadrangulares con las esquinas redondeadas, destacando por su gran tamaño en comparación con otros yacimientos.

En las proximidades de este enclave tienes una ruta de molinos denominada Ruta do Rego dos Muiños. Y a pocos kilómetros también puedes visitar el Dolmen de Dombate.

Castro-de-Borneiro-ruta-molinos

El día 24 de Julio se celebra el “Castro Animado” y se puede disfrutar de teatro, artesanía, juegos, gastronomía, música, baile…

Castro-de-Borneiro-festividad


DOLMEN DE JENTILARRI: cultura megalítica en España

12 noviembre, 2016 at 20:34

dolmen-de-jentilarri

La cultura megalítica, es decir, las civilizaciones cuyos restos conservados consisten en “grandes piedras” (dolmen) dispuestas de manera estudiada son una forma magnífica para poder ver cómo vivían nuestros antepasados de la Prehistoria hace más de 6.000 años.

Desde el Neolítico y hasta la Edad del Bronce, periodos de la Edad de Piedra, la cultura megalítica se desarrolló en todo el mundo, aunque el término localiza la etapa entre el Mediterráneo y la zona Atlántica de Europa.

Lo primero que suele aparecerse en la mente del viajero al ver estos enormes monumentos prehistóricos es, ¿pero cómo pudieron construirse sin los avances técnicos modernos? La cuestión en sí misma ya otorga cierto acercamiento a una cultura tan alejada de la nuestra, porque nos ofrece una nueva dimensión de los seres humanos: pensaban, planeaban, estructuraban, se comunicaban, todo ello para conseguir erigir estos monumentos.

Ahora bien, ¿por qué razón se construían, con el esfuerzo y la dedicación que debía conllevar? Tampoco está claro que fueran grupos estables en un territorio, por lo que todavía da más misterio a la cuestión.

Algunos estudiosos coinciden en la función sepulcral del monumento, una costumbre que revela la conciencia religiosa del grupo y la creencia en el más allá, además del recuerdo sentimental de la persona que los deja, no muy diferente de las formas actuales. Por otro lado, otros investigadores apuntan a una función de tipo amenazante, en la que estas construcciones pondrían de manifiesto la pertenencia del territorio a un determinado grupo, reforzando la identidad (otro factor inesperado) frente a los demás.

Sea como sea, en España han quedado muchos de estos testimonios de arquitectura prehistórica y muchos de ellos se encuentran en un estado de conservación muy buena.

El dolmen de Jentilarri, ubicado en la zona de Uidui del Parque Natural de Aralar que pertenece a Guipúzcoa, es un sepulcro de galería con túmulo de 15 m de diámetro y 1 m de altura. Presenta una cámara de 6,50 m de largo.

dolmen-de-jentilarri-entorno-3

Fue descubierto en 1879 y excavado en 1917, aportando abundante material entre los que destacan puntas foliáceas y 11 fragmentos de cerámica y restos humanos de al menos 27 individuos. Recientemente ha sido reconstruido por parte de algunos vecinos.

El dolmen de Jentilarri, el mejor conservado en la zona, forma parte de los dólmenes de Aralar, una importante estación megalítica situada en el Parque Natural de Aralar, en un entorno lleno de robles, hayas y grandes zonas de pastizales que comparten Guipúzcoa y Navarra.

dolmen-de-jentilarri-2

Fue en esta sierra donde descubrieron precisamente el primer dolmen de Guipúzcoa, en 1879, y donde se realizaron posteriormente las primeras prospecciones megalíticas. El eminente paleontólogo y etnógrafo Don Joxe Miguel Barandiaran fue el encargado de investigar los numerosos yacimientos arqueológicos de Aralar, además de numerosas leyendas y mitos que tienen su origen en esta sierra.

dolmen-de-jentilarri-barandiaran-2

Actualmente, se encuentran catalogados 80 megalitos en la estación de la sierra de Aralar. De ellos, 30 están enclavados en territorio guipuzcoano, mientras que los otros 50 conjuntos se hallan dentro de la Comunidad Foral. Dólmenes, menhires, túmulos y círculos de piedras completan la zona de Gipuzkoa declarada como Bien Cultural Calificado, con la categoría de Conjunto Monumental.

La gran mayoría de estos elementos patrimoniales se encuentran en la zona occidental de Aralar, en tierras pertenecientes a los municipios guipuzcoanos de Zaldibia, Amezketa, Abaltzisketa, Lazkao y Ataun.

cromlech-del-collado-de-azpegi

Ascendiendo desde Amezketa o desde Zaldibia hacia Auza Gaztelu, en el collado de Ausokoi, se encuentra el dolmen homónimo, y, en sus alrededores, se alza el menhir de Atauru Gañe. Desde este lugar hacia la zona de Uidui nos encontramos con una serie de dólmenes, entre los cuales, además del de Jentilarri, destacan los de Aranzadi, Arraztagaña, Argarbi, Uidui, Zearragoena y Uelogoena. Cerca de estos dólmenes se encuentra el menhir de Supitaitz, y accediendo a la zona de Alotza, se localiza el hermoso menhir de Saltarri, tumbado en el centro de sus prados. Saliendo de esta zona, se halla el menhir de Irazustako Lepoa.

dolmen-de-jentilarri-menhir-de-saltarri

La leyenda de los Gentiles

Los Jentilak, Gentiles, Maures o Maule, son una raza de gigantes posiblemente antecesores del pueblo vasco, habitantes de las montañas que trabajaron ampliamente la piedra y construyeron gran cantidad de Dólmenes y Cromlech (tanto es así, que en muchos lugares a estas rocas funerarias les llaman Jentilarri (piedra de Gentil, en Euskera).

dolmen-de-jentilarri-jentilak-2

Criaturas colosales de fuerza sobrehumana, también dieron origen a varias montañas jugando a tirarse peñascos entre ellos.

Entre los Gentiles más famosos encontraríamos a Tartalo el cíclope, o el temible Olentzero quién se cuenta debió ser el último de estos Gigantes en tierras vascas avisando de la llegada del cristianismo.

Hay versiones en las que tanto el Basajaun cómo el JaunGorri son también parte de estos Gentiles o Maures.

Estos seres mitológicos tienen similitudes con los Mouro de la mitología Gallega y Asturiana. En la mitología aragonesa también existen genios parecidos a los jentiles, los Omes granizos: antiguos pobladores pirenaicos, dioses y gigantes relacionados con las propias montañas.


MONTEFRÍO: miradores con las vistas más espectaculares de España

9 octubre, 2016 at 19:47

montefrio-3

Montefrío es un pueblo andaluz situado en la parte septentrional de la comarca de Loja, en la provincia de Granada. Limita al norte con términos municipales pertenecientes a Córdoba y a Jaén.

Asentado entre dos tajos enfrentados y dos barrancos con sus respectivos arroyuelos, se encuentra a 830 metros sobre el nivel del mar y a 50 Km  aproximadamente de Granada capital.

Montefrío fue declarado Conjunto Histórico Artístico en 1982.

Montefrío ha sido recientemente catalogada por National Geographic como uno de los diez pueblos con mejores vistas del mundo. El conocido como Mirador de las Peñas, situado en el interior del pueblo y desde el cual se puede contemplar una increíble panorámica del municipio y de las famosas peñas que lo rodean, se llamará “Mirador National Geographic”, en honor a la famosa revista de viajes.

montefrio-6

Foto de www.vuelaviajes.com

Adentrarse en sus blancas, estrechas y empinadas calles es remontarse a un pueblo del interior de Andalucía donde el legado de la cultura árabe permanece vivo; de hecho, Montefrío fue un bastión defensivo durante la reconquista de Al-Andalus.

montefrio-pueblo

Lo primero que impresiona en la visita a la villa es su casco antiguo, junto a su diversidad paisajística de las Peñas de los Gitanos integrado por centenares de dólmenes del Neolítico.

Historia

La historia de Montefrío ha estado marcada por el paso de varias civilizaciones que, desde tiempos remotos, se han asentado en las tierras de lo que hoy es el término municipal de Montefrío.

montefrio-mapa-antiguo

La historia de los asentamientos en estas tierras viene de la prehistoria, pero la ciudad como tal no aparece hasta que llegaron los árabes.

La conquista de Montefrío por parte de los cristianos se intentó en varias ocasiones desde que Alfonso XI conquistara Alcalá la Real en 1342. Sin embargo, no fue hasta 1483 cuando se inició la campaña definitiva del asalto a Montefrío y al resto del reino de Granada.

montefrio-castillo-de-la-villa-2

Fue residencia del rey nazarí Ismail III y cayó en manos cristianas en el año 1488, en el cerco de los Reyes Católicos a Granada.

Castillo de la Villa

Lo más destacable tras la Reconquista, fue la construcción de varios edificios como la Iglesia de La Villa, que fue mandado a construir sobre los restos del antiguo castillo árabe por los Reyes Católicos. Sus obras terminaron en 1507, aunque fue ampliada durante el siglo XVI por el arquitecto Diego de Siloé y la iglesia cobró elementos del gótico, del mudéjar y el renacimiento.

montefrio-castillo-de-la-villa

Merece la pena visitar el Centro de Interpretación de la Última Frontera, más conocido como “El Centinela” por su posición de vigilancia, ya que está dentro de la Iglesia de la villa. Fue mandado a construir por los Reyes católicos sobre el solar de la alcazaba y hoy día es un museo de analisis e interpretación histórica.

Iglesia de la Encarnación

La otra joya arquitectónica de Montefrío, que también acapara la mirada de los turistas y los propios lugareños, es la afamada iglesia de la Encarnación. El inicio fue el 11 de noviembre de 1786 y se dio por terminada el 12 de agosto de 1802, inaugurándose el 2 de noviembre del mismo año.

montefrio-iglesia-de-la-encarnacion

Foto de Francisco G.M.

De sorprendente acústica interior, es el lugar de peregrinación de miles de fieles durante todo el año.

Edificada durante el reinado de Carlos III, su bóveda redonda recuerda las construcciones romanas típicas de los panteones y los templos. Se dice que es una copia del Panteón de Agripa-Adriano de Roma.

Las Peñas de los Gitanos

La zona arqueológica denominada “Las Peñas de Los Gitanos”, paraje situado a 5 Km de Montefrío, encontramos la huella de varias civilizaciones. Este espacio conforma uno de los yacimientos más completos e importantes de Andalucía.

montefrio-penas-de-los-gitanos-3

Aparte de cuevas y abrigos naturales (utilizadas por los primeros pobladores como habitación), cuenta con diferentes poblados: altomedieval-visigodo, íbero-romano y andalusí. Entre sus cinco necrópolis suman un centenar de enterramientos megalíticos.


CASCADA DEL ASÓN: las cascadas más espectaculares de España

6 septiembre, 2016 at 19:14

Cascada-del-Ason-4

La cascada del Asón, ubicado en el Parque Natural de Collados del Asón en el municipo de Soba (Cantabria), es la formada bajo el nacimiento del Río Asón, a la cual se accede después de atravesar un bosque que parece sacado de un cuento. Es una de las visitas imprescindibles en Cantabria.

Cascada-del-Ason-bosque-2

La cascada del Asón, nada más nacer, cae por la montaña en forma de cascada de “cola de caballo” a más de 50 metros y es conocida como la cascada Cailagua – “cae el agua”. Esta cascada merece la pena visitarla sobre todo en época primaveral y de deshielo.

Las malas comunicaciones hasta hace pocos años han hecho que esta zona se mantenga alejada de presiones urbanísticas y turísticas, manteniendo por ello en perfecto estado de conservación un paisaje bellísimo.

Parque-Natural-de-Collados-del-Asón

Esta comarca del Alto Asón es conocida internacionalmente por la calidad y cantidad de sus cuevas en la que existen unas 4000 cavidades catalogadas, de entre más de 9000 que existen en Cantabria, ubicándose algunos de los sistemas subterráneos más grandes de la región. Son famosas por sus yacimientos arqueológicos y sus pinturas prehistóricas cuevas como Covalanas, Cullalvera, El Mirón o La Haza.

Cascada-del-cuevas

El mejor lugar para admirar la gran cascada, es el Mirador del nacimiento del Asón, pero no te puedes perder otras vistas a través de las rutas de senderismo existentes.

Cascada-del-Ason-mirador-2

Foto de Luis A. Lopez

Rutas de Senderismo de Collados de Asón

Estas son tres de las rutas más habituales del Parque Natural de los Collados del Asón  pero hay muchas más, solo se necesita saber cuál se adapta más a vosotros. Podéis visitar la Oficina de Turismo de Cantabria Oriental Rural para informaros.

Cascada-del-Ason-rutas

  • Camino del Val del Asón: Esta ruta es de carácter fluvial y recorre el tramo alto del río Asón hasta su nacimiento. Es una de las entradas al Parque Natural de los Collados del Asón por lo tanto aquí el recorrido nos mostrará toda la belleza de este Parque Natural entre bosques de ribera, encinares y hayedos, realmente parece sacado de un cuento. El broche de oro lo pone la espectacular cascada donde nace el río, caudalosa en épocas de crecida y más débil en el resto pero sea como sea es una auténtica maravilla poder contemplarla. Es la más famosa y la que suele hacer la gente incluso con niños ya que es una ruta muy sencilla, su distancia: diez km (solo ida), tiempo aproximado: cuatro horas (solo ida).
  • Camino de Fresnedo: Este itinerario discurre por una de las zonas más desconocidas del valle de Soba, atraviesa dos de los pueblos con más encanto, Fresnedo y Herada, que han sabido conservar la estampa típica de los pueblos sobanos, con una arquitectura rural propia y un paisaje de prados espléndidos. Desde muchos puntos se pueden disfrutar de preciosas panorámicas de los montes que los rodean.
  • Glaciar de Hondojón: Los glaciares son una de las singularidades del Parque Natural de los Collados del Asón. Desarrollados por un lado gracias a la cercanía del mar y a las montañas poco elevadas y por otro su relieve. Durante el recorrido se puede ver el Valle glaciar de Bustalveinte, el más grande del parque y el valle glaciar de Hondojón.

Cuevas con encanto: GRUTAS DE SAN JOSÉ

31 julio, 2016 at 20:11

grutas-san-jose-barcas

Las grutas de San José (en valenciano, les grutes de Sant Josep), situadas en el Parque Natural de la Sierra de Espadán (municipio de Vall de Uxó, Castellón), son un sistema de cuevas naturales que esconden en su interior un tesoro: el río subterráneo más largo de Europa, oculto en una cueva natural de incomparable belleza.

El Río Subterráneo de las Grutas de San José, se trata del río subterráneo navegable más largo de Europa, con una longitud de 2.750 m, de los cuales 800 corresponden al recorrido turístico.

grutas-san-jose-interior-4

A pesar de las diversas exploraciones realizadas por los espeleólogos, el nacimiento del río y el final de la gruta son, a día de hoy, un misterio, pues ninguna de las incursiones realizadas ha logrado dar con estos dos puntos claves de la formación geológica.

El recorrido se divide en dos partes, la primera se realiza en barca y la segunda a pie, a través de una galería seca. La excursión se convierte en toda una aventura no apta para claustrofóbicos.

grutas-san-jose-mapa

Visitar las grutas de San José nos permite sumergirnos en las profundidades de la tierra y contemplar el espectáculo que el río ha creado a su antojo tras siglos de erosión. A cada paso que damos, las estalactitas y estalagmitas nos sorprenden con sus caprichosas formas.

grutas-san-jose-stalagmitas

Las galerías y salas más destacables son: Sala de los Murciélagos, Boca del Forn, Lago de Diana, Lago Azul, Galería de los Sifones, Sala del Peñón, Lago del Diablo, La Moreneta, Sala del Perro y Galería Seca. Algunas de sus formaciones más características son la Medusa, la Cascada de la Flor y el Portal de Belén.

El recorrido tiene una duración aproximada de 45 minutos, con una temperatura de 20 ºC.

Historia

Aunque la cueva se habitó ya el paleolítico, las primeras incursiones de espeleólogos fueron en el siglo XX.

Del Paleolítico superior se han hallado restos de yacimientos y pinturas rupestres del en las inmediaciones, correspondientes a pueblos cazadores-recolectores. Dataciones de C14 han señalado una antigüedad de 16.000 años.

Asimismo, en la parte alta del llamado cerro de San José hay restos de un poblado íbero, declarado Bien de Interés Cultural en 1981 y datado en la Edad del Bronce, un asentamiento del que se conserva gran parte de la muralla, vestigios de dos de sus cuatro torres y tramos de las calles, escaleras, etc. de la acrópolis. Tales manifestaciones ratifican la relevancia de las Grutas de San José y su utilidad y utilización por parte del hombre desde hace siglos.

grutas-san-jose-restos-iberos

Visita y Horarios

Durante las visitas al espacio, que duran unas 45 minutos, los turistas pueden recorrer en barca casi dos kilómetros, pasando de unas a otras salas  y galerías, y a pie unos 255 metros, pero hay otros dos kilómetros aproximadamente inaccesibles al público, a los que habría que añadir los espacios que aún quedan por descubrir.

Las Grutas de San José abre sus puertas todos los días del año excepto, el 24 de Diciembre a partir de las 14:00, el 25 de Diciembre, 31 de Diciembre a partir de las 14:00, 1 de Enero y 6 de Enero.

HORARIOS

Enero, Febrero 10.15 a 13.15 15.30 a 17.45

Marzo, Abril, Mayo 10.15 a 13.15 15.30 a 17.45

Junio, Julio 11.00 a 13.15 15.30 a 18.30

Agosto 11.00 a 13.15 15.30 a 19.15

Septiembre 11.00 a 13.15 15.30 a 18.30

Octubre, Noviembre, Diciembre 10.15 a 13.15 15.30 a 17.45